Este sitio Web utiliza cookies

Utilizamos Cookies Propias y de terceros para posibilitar el funcionamiento de nuestra página, obtener información sobre la navegación y analizar la actividad en esta web. Puedes aceptar y configurar tus preferencias a través de este aviso, así como obtener más información. Configurar Cookies.

Aceptar todas las cookies

Este sitio Web utiliza cookies

Permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales

Estas cookies permiten medir el tráfico de la web y desarrollar recursos para mejorar el rendimiento de la página. Nos ayudan a identificar cuáles es la información más relevante y cómo navegan los usuarios por la web. Toda la información recopilada por estas cookies es anónima. Si no aceptas estas cookies, no podemos registrar y hacer seguimiento de tus visitas.

Aceptar todas las cookies selecionadas

Aceptar todas las cookies

anterior siguiente cerrar
77

Iglesia
de San Manuel
y San Benito

Iglesia</br> de San Manuel</br> y San Benito

© Antonello Dellanotte

Se trata de una fundación particular del empresario Manuel Caviggioli y su esposa Benita Maurici sobre un solar irregular y en esquina, integrada por un templo panteón, primitivamente bajo la advocación de El Salvador, y un pabellón, unido por una galería con aquel y frente hacia la calle de Columela, destinado a escuelas para obreros. Su artífice, el arquitecto Fernando Arbós, concibió un templo de características monumentales, de planta centralizada de cruz griega y prácticamente simétrica. El espacio central es octogonal y el ábside, semicircular y elevado, está presidido por un colosal Jesús de mármol, obra del escultor Ángel García, mientras que a los pies se dispone el coro en alto, sobre el nártex, y la gran torre, en el eje central, a modo de Campanile gótico italiano. Sobre el crucero se levanta un esbelto cimborrio sobre cuatro arcos torales y otras tantas pechinas, con tambor horadado por grandes ventanales dobles y trilobulados, de vidrios coloreados, y lucerna, siendo su decoración interior admirable, así como la de todo el templo, resuelta con mármoles, dorados y mosaicos de primera calidad y esmerada ejecución.